domingo, 25 de enero de 2015

Mágica casa en las rocas de Punta Ballena


En la Rinconada de Portezuelo, donde el mar da paso al macizo rocoso que forma Punta Ballena, existe una pequeña casa, construida a metros del mar, sobre la misma roca, que llama la atención de residentes y veraneantes.

Todos pensamos que se trataba de un refugio de algún viejo pescador de la zona, pero nunca imaginamos que esas pequeñas ventanas y muros de piedra guardaban éstos sencillos y a la vez creativos e inspiradores espacios.


Fue el refugio original de un viejo pescador de la zona que más tarde se convirtió en el hogar de Grisel y Ricardo, dos argentinos que vieron un sueño inscrito en la piedra.

"Fue hace doce años más o menos. Originalmente, eran dos cuchillas de montaña y una planchada en el medio, sin nada, apenas kilos y kilos de basura. Lo primero que hicimos fue llenar cinco contenedores con todo lo que había ahí adentro. Y empezar a construir, poco a poco, muy poco a poco, nosotros mismos… Es un trabajo que no termina nunca. Observar fue clave: ver qué pasa cuando sopla el viento fuerte, para dónde va el agua, por ejemplo."

"Lo primero que compramos fue unos ojos de buey en el Tigre. El cuarto tiene un ojo de buey en la cabecera de la cama, otro cerca del ropero y tres ventanitas al costado. Todo mira hacia el Oeste. Es muy luminoso. Al punto que, para dormir la siesta, tenés que tapar la ventana”


La gruta tiene un nivel inferior con cocina-comedor y una sala de estar con sofá donde pueden dormir hasta dos invitados.

“Para protegernos de posibles huracanes es que armamos el piso de arriba, donde está nuestro dormitorio y un baño. Grisel diseñó las ventanas al bies para que no se vean si venís caminando por la playa”. 



“la pared a veces llora porque se filtra un poco del agua de la montaña. Yo logré parar bastante las filtraciones, pero a veces algo pasa. Por las dudas, tenemos un deshumidificador .”

"Como el pampero sopla del Oeste, cuando llega a la costa el agua hace como una vuelta. Recién cuando lo entendimos, construimos la entrada y esta pared con altura de asiento que tiene la mejor vista y, a la vez, nos protege". 





Esta pareja de argentinos disfrutan en su paraíso rocoso de una vista privilegiada, en una zona donde se aplauden los mejores atardeceres esteños, a los que, un poco más arriba, en su refugio de Casapueblo, Carlos Paéz Vilaró maravillado por sus colores, le dedicó un poema que se reitera en cada atardecer.







Imprimir artículo
60

Agenda Punta del Este

Te brindamos información actualizada de todo lo que hay para hacer en Punta del Este y su área cercana. Shows, conciertos, fiestas, eventos deportivos, culturales, artísticos, etc.

1 comentarios :

  1. Qué tal, me podrían decir si esta casa se puede visitar o pasarme algún contacto para comunicarme con sus dueños? Gracias, Viviana

    ResponderEliminar